Enfermedades NeuroOtológicas

La Enfermedad de Ménière es el síndrome idiopático de la hidropesía endolinfática.
Es difícil predecir cómo la Enfermedad de Ménière afectará el futuro de una persona.
Los síntomas pueden desaparecer un día y nunca regresar, o pueden volverse más severos e incapacitantes.

Para solicitar un turno o mas info

Contactate con nosotros.

d-heading-strong

Causas

No se conoce la causa exacta y la razón por la cual la Enfermedad de Ménière inicia. Se han propuesto muchas teorías: problemas circulatorios, infecciones virales, alergias, reacciones autoinmunes, migraña y la posibilidad de una conexión genética.

ATAQUE AGUDO
Generado por el aumento en la presión del líquido endolinfático sobre la membrana laberíntica (hidrops) por un trastorno en el mecanismo de drenaje o en la producción.

INTERVALOS
Disminución de la presión de las neuronas cocleares y vestibulares, distorsión de las estructuras laberínticas.

Síntomas

Existen dos etapas bien diferenciadas en esta patología, la crisis o ataque agudo y el periodo libre de crisis.

ATAQUE AGUDO 
Sensación de oído tapado, hipoacusia, zumbido fluctuante, vértigo, náuseas y vómitos. A continuación sigue un periodo de extrema fatiga lo que obliga al paciente a reposar e incluso dormirse por horas. Los ataques pueden durar de 20 minutos a 24 horas. Pueden ocurrir con la frecuencia de muchos ataques cada semana o pueden estar separados por semanas, meses o inclusive años. La naturaleza errática e imprevisible de esta enfermedad hacer que sea todo un reto el buen manejo profesional.

INTERCRISIS
En la mayoría son asintomáticos. En etapas mas avanzadas suelen referir desequilibrio con dificultad al girar mientras se camina,mareo o embotamiento,  distorsión auditiva, hipersensibilidad (molestia) a los sonidos agudos o metálicos, falta de auto-confianza, cefalea, sensación de cabeza pesada, ansiedad, miedo, preocupación, etc.

Etapa Tardía

Este término hace referencia a un grupo de síntomas más que a un determinado momento de la enfermedad. La pérdida auditiva es más significativa y fluctúa menos. El tinnitus y la sensación de oído tapado pueden ser más intensos y constantes. Los ataques de vértigo son reemplazados por una inestabilidad y mareo leves pero constantes, dificultad para caminar en la oscuridad y pérdidas súbitas del equilibrio.

Ocasionalmente, los ataques con caída súbita (crisis otolíticas de Tumarkin) ocurren en esta etapa de la enfermedad. Algunos de estos síntomas tardíos pueden ser más problemáticos en condiciones de baja iluminación o con fatiga.

Tratamiento

¿Hay una cura?

“Curar” una enfermedad significa eliminar la causa raíz y revertir el daño que ha provocado. Actualmente NO existe un tratamiento que cure la Enfermedad de Ménière. No obstante, existen muchas opciones médicas para ayudar a controlarla.

Tratamiento

Los tratamientos disponibles caen en dos categorías. Algunos se encaminan a reducir la severidad de un ataque mientras se está presentado; otros intentan reducir la severidad y número de ataques a largo plazo. Los expertos creen que estos tratamientos médicos proporcionan mejoría en el 60-80% de los pacientes tratados.

«El tratamiento conservador de mayor alcance comprende desde cambios en el estilo de vida, una dieta muy reducida en sodio, cafeína, alcohol y tabaco, reducir significativamente el stress junto con el uso de Beta histina (derivado histamínico) que mejora la circulación de la estría vascularis entre otras funciones y/o.

El uso de medicamentos que ayuden a controlar la retención de agua en el cuerpo (diuréticos)
Para casos refractarios, en donde el manejo médico conservador ha fracasado, está indicada la aplicación de drogas intratimpanicas. La mayoría de los trabajos avalan el uso de gentamicina o también corticoides (en menor proporción). En los últimos años se ha disminuido la tasa de hipoacusia secuelar con la administración de dosis bajas en aplicaciones únicas.

De las modalidades quirúrgicas conocidas, la cirugía del saco endolinfático es la más utilizada y la que primero se recomendaría cuando fallen las otras formas de tratamiento mencionadas, consiste en la apertura y descompresión del saco o drenaje de la endolinfa de su interior.  La neurectomía vestibular es otro tipo de cirugía conservadora indicada cuando falla la técnica anterior, el objetivo es seccionar selectivamente los nervios vestibular superior e inferior bajo control visual directo. La laberintectomía se reserva como procedimiento terapéutico destructivo.

Pronóstico

Es difícil predecir cómo la Enfermedad de Ménière afectará el futuro de una persona. Los síntomas pueden desaparecer un día y nunca regresar. O pueden volverse más severos e incapacitantes.

Consultorio Privado

Calle 37 nº926. 1900 La Plata – Bs. As.
Tel. 0221 483-8537

Fundación Favaloro

Instituto de Neurociencias. Clinica de vertigo, mareos y desequilibrio (Neuro-Otología)
INGRESAR

Solís 461 . Capital Federal
Tel. 011 4378-1200

Consultorio en Nordelta

Próximamente